Seleccionar página

12/02/2018

Ahora que se acerca una fecha tan señalada como el día de los enamorados, se me ha ocurrido preguntar esto. Todos tenemos productos o servicios que ofrecer a nuestros clientes, pero ¿sabemos realmente lo que opinan de los mismos?¿Estarán enamorados? Tendemos a pensar que nuestros productos o servicios son los mejores, de buena calidad, de precios razonables, les ofrecemos una atención personalizada, cercana, etc.etc. y es que a día de hoy no he visto a nadie que ofrezca un producto y diga, mi producto o servicio es una mierda, no es de buena calidad, es caro,  pero yo te lo vendo 😉

Con este tipo de mensajes no destacamos del resto de productos que hay en el mercado, y como vimos en el anterior post, es un elemento (el destacar) muy importante para que nos compren. Yo me pregunto, si no sé si mi producto enamora, ¿qué puedo hacer? Joder, pues algo muy sencillo: Preguntar

Ostras!! si parece de Perogrullo, ¿verdad? Pero lo cierto es que yo a día de hoy sólo le he preguntado a un cliente  el por qué me compra. Me cuesta mucho hacer este tipo de preguntas, sobre todo porque en todos estos años que llevo trabajando por mi cuenta ¡¡NUNCA LO HE HECHO!! Esto es muy fuerte, os estoy contando lo que me ha pasado, pero no me importa porque sobre todo, lo que quiero es que no cometáis los mismos errores que yo he cometido, por tanto, con uno basta.

Otro error que desgraciadamente es muy habitual por los comentarios que escucho cuando me junto con otros empresarios, es pensar y enfocar los productos y servicios según nuestros gustos, opiniones, etc. Tengo que daros una mala noticia:

La opinión que tenemos nosotros de nuestro producto o servicio no vale para nada. Click Para Twittear

Ya sé que esto puede resultar doloroso, que lo es, pero tenemos que darnos cuenta en primer lugar que no somos nosotros los que adquirimos ese producto o servicio, sino que son nuestros clientes. Es a ellos a los que tenemos que dirigirnos y por tanto, tenemos que hacer todo lo que esté a nuestro alcance para conocer sus opiniones y hacer un producto o servicio que se adapte a ellos.

Desde PLV a medida, nos hemos dado cuenta de esos “fallos” cometidos y por eso, no solo vamos corrigiendo los mismos, sino que estamos ofreciendo nuestros servicios a los clientes para que mejoren sus resultados poniendo en valor su producto, de manera que sus clientes se “enamoren”..

Ya sabéis que dentro de 14 días habrá otro post en el que hablaré de los objetivos. Una vez más, me gustaría saber vuestra opinión, ¿enamoran vuestros productos o servicios? Feliz día de los productos que enamoran

Acerca del autor
Javier López, trabajo por mi cuenta desde 1996, donde decidí empezar a trabajar y posteriormente formarme. Nunca he dejado de estudiar y animo a las personas a que no lo dejen. Empezar siempre es difícil, sobre todo cosas nuevas. Si yo lo hago, tod@s pueden hacerlo. Da un primer paso 😉

Share This