Seleccionar página

23/04/2018

Llevo 3 meses escribiendo en el blog y lo cierto es que no sé si lo escribo bien, mal o regular, (entiendo que no soy yo el que debería calificarme) pero creo que habría sido un error por mi parte, dilatar más este momento. Mi idea es transmitir a las personas que les interese leerlo parte de esa experiencia que desde que comencé a trabajar por mi cuenta, allá por el año 1996 he ido cogiendo.

En esto de escribir, también debo agradecer todo el apoyo prestado por mi buen amigo Ángel del Amo, que lleva escribiendo 10 años en su blog “seguro” y del que aprendo día a día con su buen hacer.

Una de esas experiencias que considero importante exponer, es la de calificar a los clientes, porque a pesar de nuestra idea, o mejor dicho, la idea que yo tenía, NO TODOS LOS CLIENTES SON IGUALES.

Sabiendo que hay muchos tipos de clasificaciones de los clientes, me voy a centrar en los clientes que compran en el Punto de Venta, puesto que es este el sector al que me dirijo.

En un momento dado, me paré a pensar y reflexionar unos instantes. ¿Son todos mis clientes iguales? ¿Debo ofrecerles lo mismo a todos ellos? ¿Genero la misma CONFIANZA a los que no me conocen que a los que si me conocen? Y claro, la respuesta no puede ser otra que NO!!.

Normalmente estoy en contacto con muchos empresarios, y al hablar con ellos he comprobado, que al igual que anteriormente yo pensaba que todos los clientes son iguales, muchos siguen pensando eso. No todos tienen claro la afirmación que acabo de escribir. Por supuesto que no todos los clientes son iguales, ni todos nos ayudan a conseguir nuestros objetivos, ni a todos podemos ofrecerles lo mismo.

Como dije en el anterior post, el de las BBDD, tener una buena base de datos, donde se incluya la facturación de los clientes, nos permitirá ver que en efecto, no todos son iguales.

Hay quien nos compra de forma ocasional, de forma repetitiva, volúmenes grandes, no nos compra, etc. Todo ello según el nivel de CONFIANZA que tenga en nosotros ese cliente. ¿O acaso nosotros mismos como clientes compramos un producto sin buscar esa “razón” que nos genera la sensación necesaria como para realizar la compra?

Los clientes compran por sus razones, no por las tuyas”, Orvel Ray Wilson. Clic para tuitear

Esta frase, es lo suficientemente descriptiva como para darnos cuenta de la importancia de generar diferentes mensajes, productos o servicios dependiendo del tipo de cliente que sea.

En PLV a medida, ayudamos a las empresas a que generen, poco a poco, esa CONFIANZA en sus clientes realizando diferentes tipos de soluciones para el Punto de Venta, desde soluciones estandarizadas hasta soluciones personalizadas en función del cliente al que se dirijan. Dentro de un amplio abanico de posibilidades, asesoramos sobre los diferentes materiales para conseguir el efecto deseado, de manera que destaque en el Punto de Venta.

Al cliente que no nos conoce, le tenemos que poner fácil el que venga a probarnos. Al que nos ha probado alguna vez, debemos buscar la forma de mantener esa relación para que perdure en el tiempo. Y al que tiene puesta en nosotros una gran confianza debemos ofrecerle productos adaptados a él, de manera que se sienta “especial” con nosotros. Porque como ya sabemos, si no todos los clientes son iguales, no debemos ofrecerles a todos lo mismo.

Como siempre espero vuestros comentarios al respecto, si estáis de acuerdo conmigo o si por el contrario pensáis de otra manera. Nos leemos en 14 días 😉

Acerca del autor
Javier López, trabajo por mi cuenta desde 1996, donde decidí empezar a trabajar y posteriormente formarme. Nunca he dejado de estudiar y animo a las personas a que no lo dejen. Empezar siempre es difícil, sobre todo cosas nuevas. Si yo lo hago, tod@s pueden hacerlo. Da un primer paso 😉

 

 

 

 

Share This